GuiaCatering.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 de abril de 2013

Pizza de espelta y kamut



La receta de pizza con la masa de Jamie Oliver (de su libro En casa con Jamie) ya la había publicado hace un par de años cuando emprendí una especie de cruzada en busca de la masa de pizza perfecta... y encontré más de una pero todas de harina de trigo claro, ahora empiezo una similar en busca de la masa de pizza de espelta perfecta! Para este primer intento he seleccionado esta receta que siempre me funcionó bien - con trigo hasta ahora - y he cambiado la harina de fuerza por la de espelta blanca con una pizca de gluten y la sémola de trigo duro por harina de kamut porque me parecen muy similares.

Me parece importante respetar los tiempos de la espelta, la he dejado hidratarse bien antes del amasado para evitar añadir más agua de la necesaria y terminar con una masa inmanejable. Si se ve la foto de la cubeta de la panificadora se aprecia que hay una buena cantidad de harina seca en el fondo... pues al final del amasado se había convertido en una masa suave y manejable. Con las cantidades propuestas salen dos pizzas grandes, una la he horneado en la bandeja metálica del horno y el resto lo he congelado para usar como masa vieja cuando tenga que hacer pan.

Para conseguir una pizza excelente sólo necesitamos tres cosas: una buena masa, que puede ser extrafina y crujiente como ésta de hoy o gruesa y esponjosa, al gusto de cada uno. Una salsa de tomate espesa y sabrosa, a ser posible casera. Y un queso que funda bien y de sabor suave, la mozarella rallada para pizza es ideal pero le podemos añadir algo más de sabor y personalidad poniendo también un trozo de provolone rallado grueso y un poco de parmesano bien fino.  El resto de los ingredientes no tienen demasiada importancia, yo procuro poner tres o cuatro cosas - hoy la hice con bacon ahumado, jamón serrano, anchoas y aceitunas negras -  para que cada pedazo sea distinto y no cubrir toda la masa con el queso para evitar que se forme una capa de grasa en la superficie que impedirá que la masa quede crujiente. Los bordes mejor dejarlos 'limpios' de queso para que queden bien crocantes, a mi me gusta la pizza fina que se puede coger con la mano porque mantiene la forma.




Ingredientes

200 grs. de harina de espelta blanca
50 grs. de harina de Kamut
5 gr. de gluten de trigo (opcional)
165 gr. de agua fría para amasar en panificadora y templada si se amasa a mano
1/2 cucharada de sal fina
4 gr. de levadura seca de panadería
1/2 cucharada de azúcar
2 cucharadas de aceite de oliva
165 grs. de agua templada


Amasado a mano

Tamiza las harinas, el gluten (si se usa)  y la sal sobre la superficie de trabajo limpia y haz un hoyo en el centro. Mezcla en una jarra la levadura, el azúcar y el aceite de oliva con el agua y deja la mezcla reposar durante unos minutos para, a continuación echala en el hoyo de la harina. Haz caer la harina con un tenedor de los bordes hacia el centro, poco a poco, al tiempo que la amasas con el líquido, dando vueltas. Sigue mezclando con cantidades de harina cada vez mayores y, cuando esté todo casi totalmente integrado tapa con un paño y espera unos 15 minutos para que la harina se hidrate convenientemente. Continúa amasando con las manos limpias y enharinadas. Sigue amasando hasta que consigas una masa uniforme y elástica (que recupere la forma). Coloca la bola de masa en un gran cuenco bien enharinado y espolvorea con harina por encima. Cubre el cuenco con un trapo de cocina y déjalo en reposo en un lugar templado durante una hora o hasta que la masa haya doblado su volumen.




Amasado en panificadora

Poner en la cubeta el agua, las harinas y el gluten (si se usa), amasar durante un par de minutos hasta que casi toda la harina forme una bola, baja la tapa y dejar reposar unos 15 minutos.
Añadir el aceite, la sal, el azúcar y la levadura, arrancar un programa de amasado o uno cualquiera sin precalentamiento, tardaremos entre 6 y 10 minutos en conseguir una masa uniforme y elástica, no conviene amasar en exceso para no recalentar la masa. Coloca la bola de masa en un gran cuenco bien enharinado y espolvorea con harina por encima. Cubre el cuenco con un trapo de cocina limpio y dejalo en reposo en un lugar templado durante una hora o hasta que la masa haya doblado su volumen.

Romper la masa

Pasa a continuación la masa a una superficie de trabajo bien enharinada y amasala durante un par de minutos para que pierda el aire que se ha formado en su interior, a esto se le llama Romper la masa. Ahora ya puedes utilizarla ya o conservarla envuelta en film de plástico en el frigorífico o en el congelador hasta que te haga falta. Si la vas a utilizar de inmediato, lo mejor es extenderla bien fina unos 15 o 20 minutos antes de la hora en que la quieras cocinar pero no dejarla por más tiempo.

Horneado

Precalentar el horno a 250ºC, no sólo debe llegar a esa temperatura sino haber permanecido en ella al menos 15 minutos. Lo ideal es hornearla sobre una piedra de terracota especial para pizzas pero si no se tiene, como es mi caso, lo haremos en la bandeja metálica del horno, de esta manera, la base quedará como una pizza a la piedra pero sin ella.

Si la masa ha estado refrigerada o congelada hay que ponerla sobre una superficie enharinada, aplastarla con los nudillos y amasarla un poco para eliminar las burbujas de aire.

Extender la masa con el rodillo sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada hasta obtener una pieza muy fina del tamaño de la placa de hornear, no se debe hacer un movimiento de vaivén con el rodillo, es mejor amasar siempre del centro hacia fuera girando un cuarto de vuelta la masa cada vez.

Colocar la base de pizza sobre la bandeja aceitada muy ligeramente, lo mejor es echar unas gotas de aceite en la bandeja y extender con un pedazo de papel de celulosa, y acomodar la masa con las yemas de los dedos para que cubra toda la placa. Tapar con un paño y dejar reposar unos 10 minutos.

Mientras reposa prepara todos los ingredientes que vamos a añadir a la pizza porque en su momento tendremos que hacerlo rápidamente para que se enfríe lo menos posible.

Pasados los 10 minutos, repartir unas cucharadas de tomate frito sobre la masa y meter en la parte más baja del horno durante cinco minutos.

Sacarla y colocar rápidamente los demás ingredientes y meter de nuevo al horno unos 10 minutos hasta que esté dorada y crujiente. Notaremos que está bien horneada si al pasar el cortapizzas hace ese ruido tan característico al romperse la masa crujiente de la base.

46 comentarios :

  1. Que rica tiene que estar.... la pinta es superior, besos

    ResponderEliminar
  2. El trabajo bien merece la pena, es apetecible y riquísima, fina, deliciosa.
    Saludos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre... No es tan cómodo como comprarla hecha pero si que merece l pena!

      Eliminar
  3. Hola Salomé,me encanta la pizza y esta no va a ser menos me anoto la receta que esta harina no la conozco......Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una harina muy interesante y saludable además!

      Eliminar
  4. Seguro que la masa te ha quedado con un sabor delicioso, además así finita estaría extraordinaria. Siempre es bueno descubrir masas diferentes y con los ingredientes que le has puesto a mí me parece perfecta.

    Besitos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan finas y muy crujientes... Nunca pensé que podría hacerlo con espelta!

      Eliminar
  5. Jaime y Salome juntos, inmejorable, esta noche a cenar pizza.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría estar con Jamie cocinando.... Me encanta!

      Eliminar
  6. une pizza parfaite et délicieuse bravo
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  7. Una pintaza es la que tiene iii si tu las masas no se te resiste ninguna sea la que seaiii me voy con mmal sabor de boca por no poder probarla.....Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me resisten no creas.... Pero al final se rinden!

      Eliminar
  8. Adoro pizza e essa ficou maravolhosa.
    Eu já me servia.
    bjs

    ResponderEliminar
  9. En casa los viernes es sagrado las pizzas. Esta tiene muy buena pinta...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa ahora vuelve la pizza... Que ganas tenía!

      Eliminar
  10. me encanta la pizza y esta pinta muy bien

    ResponderEliminar
  11. Genial que hayas dado con una pizza a todo tu gusto. Yo he probado de hacerla con espelta, de trigo integral pero no hay caso, no me gustan los resultados, habrá que seguir probando.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo he intentado también con harinas integrales y no me quedan nada bien pero algún día lo conseguiremos!

      Eliminar
  12. Me parece muy interesante esta combinacion de ingredientes para la masa ...probare pues me encantan estas propuestas diferentes .besos Muac

    ResponderEliminar
  13. Mira que con lo que me gusta la espelta,nunca la hice en pizza.Debe de ser deliciosa.PAra los amantes de estas harinas es una receta valiosa.Es verdad la harina necesita su tiempo y su mimo al trabajarla.
    El resultado es estupendo Salomé.
    Que tal sienta ser abuela?.

    Muackss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sienta de maravilla! Lástima que estoy todo el día en el trabajo y no puedo ser muy abuela...

      Eliminar
  14. Uy, pues yo estoy deseando dar con la receta perfecta. Mira que me gustan un montón las harinas de centeno, espelta, integrales... Y sin embargo, en pizza, no les acabo de coger el punto (¿será al sabor o será a la receta?).

    ¡¡A ver si le doy otra oportunidad!! :P

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta sale bien porque no es integral....yo con las integrales sólo consigo pizzas que saben a cartón!

      Eliminar
  15. Mmmmm vaya, y yo sin saber para que se usaba el kamut! Mi proveedor de harinas tiene, y me tienta comprar, pero me puede la idea de que tal vez no sepa usarla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El kamut lo puedes añadir a cualquier pan y queda muy rico, le da un sabor interesante.

      Eliminar
  16. Me encanta la espelta y su sabor tan característico.La que no he probado aún ha sido la de kamut. No dudo ni por un momento que esta pizza tenía que estar de escándalo, las fotos hablan por sí solas.
    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el kamut me recuerda a la semola de trigo duro pero igual es una locura!

      Eliminar
  17. A mi me da igual una harina que otra, yo solo veo una masa estupenda, pero la espelta da un saborcito especial, porque la he usado varias veces y me ha gustado mucho. Me alegro que a pesar de tus limitaciones no te prives de nada. UN BESO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero privarse Isa aunque al principio lo vi un poco negro pero ahora sin problema.

      Eliminar
  18. A mi también me gustan las pizzas finas. Tiene una pinta... Nunca he probado ha hacer las masas con otras harinas, a ver si me animo! Un beso!!

    ResponderEliminar
  19. Me gusta mucho hacer tipos de masa, así que esta me viene que ni al pelo para practicar....y tomarme una pizza tan rica con esta tuya.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  20. Brutal!!!! Ya con la receta de Jamie y mejorada al 100% por ti...no veas como me pone no conseguir la espelta por acá, pero ya lo haré!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí ahora porque parece que está de moda pero no hace ni un año que me costaba encontrarla.

      Eliminar
  21. Me encanta, justo estaba buscando recetas de Kamut y como siempre apareces en el mejor momento, este fin de semana toca pizza, fijo.

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!