GuiaCatering.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 de febrero de 2013

Hogaza Canibal de trigo



Estas últimas semanas he vuelto ha preparar panes con restos de pan, la idea no es simplemente aprovechar restos de pan casero preparado con buenas harinas y masa madre sino conseguir panes con un sabor y olor muy especial.

Este es de hace tiempo y por eso utilicé harina de trigo, es una enorme hogaza hecha con pan de molde integral y harina de gran fuerza, resultó un pan con una corteza gruesa y sabrosa y una miga densa que desprendía un olor increíble al cortarlo, mientras hacía las fotos apareció de repente mi gato que no pudo evitar acercarse a olerlo con enorme interés... esto es algo que nunca había pasado porque solo come sus bolitas de pienso y no presta demasiada atención a nuestra comida pero en este caso ya veis, creo que se hubiese zampado una buena rebanada!

Siempre termino diciendo lo de 'enfriar completamente antes de cortarlo' pero es algo casi imposible en mi casa, en este caso estaba francamente caliente, hasta se ve la marca que dejaba el cuchillo al cortarlo... hay que elegir entre un pan convenientemente reposado y con una miga bien asentada y el gustazo de comer el pan recién horneado, de momento en casa gana el placer por goleada!

Se puede utilizar cualquier tipo de pan, da lo mismo que sea un trozo de hogaza que unas rebanadas de pan de molde, lo importante es que tenga carácter ya que su sabor será el del pan Canibal. Es importante tener en cuenta que dependiendo del tipo de pan 'víctima', de lo seco que estuviese, de si hemos utilizado o no masa madre y de la harina de fuerza empleada tendremos que ajustar la cantidad de agua. Se puede omitir la masa madre ya que el pan viejo aportará sabor y textura.







 Ingredientes

120 gr. de pan de molde 100% integral sin la corteza
300 gr. de agua tibia
150 gr. de masa madre
1 sobre = 5,5 gr. de levadura seca de panadería
430 gr. de harina de gran fuerza
10 gr. de sal






Preparación

Trocear el pan y ponerlo en la cubeta de la panificadora, cubrirlo con el agua tibia y dejar que se hidrate mientras pesamos el resto de los ingredientes.

Añadir, por este orden, la masa madre, la levadura, la harina tamizada y la sal, iniciar un amasado de 6 minutos, es muy importante estar atento en los primeros minutos por si necesitamos añadir algo de agua, en este primer amasado no pondremos más harina aunque la masa quede muy líquida, tardará un rato en hidratarse convenientemente, terminado el amasado lo dejaremos reposar 15 minutos.

Comenzamos otro amasado de 6 minutos, ahora es cuando podemos añadir más harina si es necesario - sólo una cucharada cada vez - hasta conseguir una bola de masa que mantenga su forma mientras la máquina está en marcha pero lo suficientemente blanda para que, al parar la máquina, no la mantenga. Sacamos la masa, que será bastante pegajosa, a un bol aceitado y lo metemos dentro de una bolsa plástica, levará hasta que doble su tamaño en un lugar cálido, el mío esta listo en 45 minutos claro que mi cocina con el horno a toda máquina es un lugar muy cálido.

Sacamos la masa y la boleamos sobre una superficie ligeramente enharinada, la cubrimos y dejamos que repose 15 minutos. Le damos la forma final, en este caso simplemente repetí el boleado para que quedase bien apretado y lo coloqué en una cesta enharinada. Metemos la cesta en una bolsa plástica y lo dejamos levar una hora o hasta que doble el volumen y notemos que está preparado para hornearlo.
Cuando haya pasado media hora desde el inicio del levado encenderemos el horno al máximo y colocaremos la bandeja metálica en el centro del horno.

Para sacar el pan de la cesta colocaremos un papel de hornear sobre ella y le daremos la vuelta como a una tortilla, haremos unos cortes y lo meteremos el horno, añadiremos agua para hacer vapor de la forma que acostumbremos, yo suelo echar medio vaso de agua en la base del horno, este método no es muy aconsejable pero a mí es el que mejor me funciona con las hogazas.

Lo dejamos al máximo los primeros 5 minutos y después bajamos el termostato a 225º y lo hornearemos así durante media hora, según el tamaño del pan necesitará 10 o 15 minutos más, estos últimos minutos podemos bajar la temperatura a 200º si el pan está bastante tostado o dejarlo a 225º.

Sacar del horno a una rejilla para que enfríe completamente, es muy importante no cortarlo hasta entonces, en casa nunca llegan a enfriar... Este pan se conserva perfectamente durante tres días, en la última foto podéis ver como mantenerlo apoyado sobre una tabla de madera, esto evitará que la miga se seque y la corteza protegerá el interior.

31 comentarios :

  1. La foto no tiene desperdicio.
    Una maravilla de pan. Yo estoy perezosa en esta materia. Ya sería hora que me la sacudiese de encima y me ponga manos a la obra.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sólo es ponerse, resulta muy sencillo hacer pan pero a todo el mundo le da miedo! Con las cosas que tu preparas y te veo frenada por una simple masa de harina y agua....

      Eliminar
  2. Qué foto más chula! Yo también tengo gatitos y creo q como modelos no tienen precio, mejoran cualquier foto :)
    Los míos salen en mi última entrada, por si te apetece verlos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimas tus fotos! Los gatis son geniales...

      Eliminar
  3. tiene una pinta estupenda así que no me extraña que no pudierais esperar a que se enfriara para probarlo :)
    besos

    ResponderEliminar
  4. Eres una artista, no sólo haces unos panes de infarto sino que además haces pan de pan, desconocía este pan caníbal!!
    En casa pasa igual, no hay remedio, tanto en los pocos panes que he hecho como en los bizcochos no tienen espera, es como más les gusta!!
    Esa hogaza se ve tremenda, milagro no te robó más de una rebanada!!
    Besotes guapa y buen día!!!

    ResponderEliminar
  5. Un pan riquísimo, a mi la masa madre que iba en proyecto me fracasó por falta de atencion, había cosillas más importantes en esos días que atender que la masa, en otro momento será.
    Decirte que ese gatito es igual que mi Pipo, que el pobre vivió 21 años y era una delicia de gato. Ahora tenemos otro que tiene 2 y medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima, al principio uno tiende a 'sobreproteger' a la masa madre hasta que te das cuenta de que aunque no le hagas ni caso ella se cuida solita, pasa como con esas personas que están todo el día mirando y regando sus plantas y al final se les mueren todas!

      Mi gato tiene ya doce años y espero que dure muchíiiiisimos más porque es un amorcito, cabroncete a veces.... pero amorcito casi siempre.

      Eliminar
  6. Como me ha gustado este pan. Nunca se me hubiera ocurrido preparar un pan con restos de otro, porque en casa vuela el pan recien hecho y el que sobra congelamos para tomar en el desayuno, pero me has dado una ideaza.La tengo que poner en practica. Graciasss

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien lo congelo pero a veces saco más de la cuenta y me queda.... o tengo en el congelador mucho pan integral o de centeno que lo consumo menos y así le doy salida, sobre todo es que el pan queda buenísimo, ya me lo dirás si lo pruebas.

      Eliminar
  7. Achei a receita muito interessante.
    Ficou um pão lindo e mesmo ao meu agrado.
    Estava com vontade de levar uma fatias mas esta muito bem guardado pelo felino que por sinal é muito lindo.
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Que original eso de preparar pan con los restos de otro pan, me parece una receta perfecta para no tirar nada así que tomo nota.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si es que lo haces verás que tengo razón, el pan adquiere un sabor muy intenso y diferente..

      Eliminar
  9. Chocante el nombre del pan, tiene muy buena pinta. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nombre le va al pelo, en reaidad es un pan que se hace con pan viejo pero a mi me gusta más llamarle Canibal, al fin y al cabo lo es...

      Eliminar
  10. uffff que bueno, y como me gusta el pan casero.
    Besicos

    ResponderEliminar
  11. Me has descubierto un pan que no conocía y que seguro voy a probar porque cuando me entra el ansia de hacer pan casi siempre me paso y luego soy incapaz de tirar el pan que he preparado, siento que hago un sacrilegio. La foto es preciosa como casi todas las que se sacan por casualidad. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta nada tirar la comida, lo detesto... aunque parezca mezquino aprovechas unas rebanadas de pan no lo es, tiramos demasiado sin ton ni son.

      Este pan con pan se hacía antes cuando la gente no tiraba nada por pura necesidad, la recompensa es un pan más rico de lo normal, prueba a hacer uno y ya me dirás lo bueno que está.

      Eliminar
  12. Hola Salome, ese gatito esparecido al que yo tenia y digo tenia jejeje..no te voy a contar la historia del individuo en cuestion vamos a hablar del pan que me es mas agradable.....las fotos preciosas y la gogaza una obra de arte......Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... el tuyo era de los cabroncetes... como no les pongas firmes desde el principio son tremendos!

      Eliminar
  13. vaya receta de aprovechamiento pan de pan toda una novedad para mi...la haré seguro...

    Besets

    ResponderEliminar
  14. me encanta este bloc, quiero hacer un archivo es posible que ponga el formato en pdf para descargar las recetas, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.... acabo de colocar el print pdf.

      Eliminar
  15. La foto del gato es fantásticaaa. Y ni qué decir de la receta, me ha fascinado, de un pan... otro, qué bueno. Y calentito, mejor. Besos.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  16. Buenas noches Salomé, desconocía el aspecto de este pan aunque es verdad que había oido hablar de él. Me encanta hacer pan pero no "practico" todo lo que quisiera.
    Las fotos geniales....el gato...jejejej.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el gato estaba fascinado con el olor y yo también... hasta se le olía aspirar de lo fuerte que lo hacía!

      Eliminar
  17. Esta tremenda!!! Me fascina...estos panes canibales, me roban el sentido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tiene una pinta estupenda, y la foto de tu gato es genial. Este pan tiene que estar riquísimo :)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola
    Lo de comer el pan recién horneado es todo un placer, está en el horno y ya estás deseando sacarlo para comerte un trozo o dos, jejejeje, en eso estoy con tu familia.
    Me encanta la foto con el gatito o gatita, es preciosa
    Éste tipo de panes hechos con otro pan, no lo había visto nunca, bueno, ahora llevo unos días que los veo en diferentes blogs, es una maravilla
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo prefiero probarlo y luego dejo el resto terminar de enfriar con la 'herida' tapada, como disimulando...

      Eliminar
  20. Que rico, nunca había oído hacer pan con pan, hoy he aprendido una cosa nueva.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!